Es el retrato infantil en un estudio fotográfico. Es un retrato directo, sencillo y que muestra ante todo naturalidad-espontaneidad de cada peque junto con la elegancia de una técnica profesional, tanto en luz natural como artificial.Es un trabajo único y diferente, personal y muy especial.